NEW WEIRD LATIN AMERICA ©

thanos

Descarga: “Destinity Awaits” por Boncker

El Halloween pasado, en un ataque de euforia, decidimos armar una fiesta (no tan) privada en uno de nuestros spots favoritos del DF. Un House Party de disfraces con hartos dulces, amigos cercanos y cerveza. Quizá la fiesta no se salió de las manos en plan “Project X” (des)afortunadamente, pero detrás de los decks sí que se puso muy loco el asunto…

Esa noche los encargados de la música fueron NXTLYF y Boncker. Ambos se discutieron con todo lo que mezclaron en la fiesta bajo la influencia de los más fuertes estados canábicos, pero de los dos, Boncker fue el que sonó con más contundencia y quien tuvo la paciencia de reconstruirlo en casa para poder compartir con ustedes todos esos beats que durante su set llevaron a nuestras mentes de paseo por el universo, buscando vida que destruir bailando solo para cortejar a la siempre encantadora Muerte, tal y como Thanos, el dios villano del imaginario Marvel que ilustra la portada de este gran mixtape cortesía de uno de los miembros del crew Tony Delfino.

Un DJ Set sin duda excelente para sus fiestas de Año Nuevo. Enjoy!

DESCARGAR: “Destinity Awaits” por Boncker.

margot

Margot Corvalan

Cuauhtémoc Suárez es un fotógrafo regiomontano basado en CDMX

tecladeoro1

Introducing… Tecla de Oro

Sonidos oníricos e hipnóticos para chaman-like druggies

HEY-CHICA-adios

Descarga: Hey Chica! – Adiós, Noviembre

Es reconfortante escuchar a una banda como Hey Chica! en estos tiempos en que muchos grupos juegan o bien a ser irreverentes o a sonar como los grupos de moda, dejando a un lado la elegancia y las letras profundas. Esta banda no olvida que finalmente todo se remite al pop…

Let Me Die

Descarga: “We Can Change EP” de Let Me Die

Son muchas las tardes de lluvia en el DF que se sienten tal y como la música de Let Me Die. Los colores en los edificios se humedecen, las gotas ácidas escurren por las ventanas, algunos coches mojan con agua negra las banquetas, como seguido ocurre con uno que otro peatón cabizbajo y distraído: sientes confusión existencial, frío e indiferencia milenaria. También un extraño continuum de melancolía. Muy inexplicable, como todo lo que habita esta locura urbana.