NEW WEIRD LATIN AMERICA ©

aleja6001

El hombre con poderes

Jamás me he drogado, así debo comenzar porque de lo contrario, ustedes no creerían lo que contaré a continuación. Debo decir que no tengo nada en contra de las drogas, pero simplemente no las uso.

Una viejita le dijo a mi mamá hace catorce años, cuando más o menos yo tenía unos diez, que yo era un niño dotado de poderes, que llevaba cargado a un elfo en mis orejas y que llegaría muy lejos en esta vida. El tiempo ha pasado, estudio medicina y aún no veo logros excepcionales en mi haber, pero lo que contaré a continuación me hizo cambiar la forma en la que tenía contemplados mis supuestos poderes.

He soñado con una mujer, eso suena muy normal pero lo increíble fue cuando estos “sueños” (a los cuales prefiero llamar visiones elevadas, ya verán por qué) invadieron mi estado consciente. Esta mujer es bonita, la he visto varias veces en las calles de la ciudad, nos hemos topado en la plaza friki, en el gym, en uno que otro restaurante y por supuesto en todos los sueños de mis últimas tres semanas. Siempre trae el cabello recogido en una coleta, tiene mejillas rosadas y una piel tostada por el sol, ojos negros y grandes, la boca siempre le brilla en tonos naranjas y un cuerpo bastante seductor: con el abdomen liso, unas piernas fuertes pero delicadas y ese bien dibujado trasero. De nariz peculiar hombros bastante finos, en mis sueños su risa esconde gemidos que hacen que se me ponga bien dura.

Foto por Cuauhtémoc Suárez

Seré más respetuoso al respecto, claro que he soñado que le beso los labios como si la acosara, su piel de color miel se eriza toda cuando la aprieto contra mi cuerpo, es totalmente mía, creo que ya le hice de todo, pero su nombre sigue siendo tinta borrosa. La cosa es que esta chica no solo es humana, hace dos días le hice el amor a su cola de sirena, me vine luego luego y aun así ella no se molestó. ¿Cómo se lo hice? Mágicamente el ombligo de las sirenas es un botón misterioso que permite la creación mística del amor, no diré más para guardar el secreto.

Al día siguiente de ese sueño tuve que tocarme dos veces por la mañana debido a la excitación bestial que sentía, lo mejor fue la promesa que hizo de regalarme otra sorpresa, yo simplemente no pensé en algo más extraordinario que ser besado por una musa acuática.

Aquí es donde todo se vuelve extraño.

Foto por Cuauhtémoc Suárez

La vi en mi realidad consciente en el gimnasio por la mañana, llegó empapada cruzando la puerta deslizable corriendo hacia el baño de damas. Me quede atónito mirando cómo dejaba charcos de agua a su paso, su cabello escurría alrededor de sus mejillas y tenía el rímel revuelto. No dude en mirarle los pezones erectos que resaltaban de su top deportivo. Solté una risa irónica muy baja y obviamente pensé que se trataba de una señal irónica. Pedaleé más fuerte en la bici estática, ella salió más tranquila y tomó otra bicicleta a mi lado.

Dudé un poco voltearla a ver, pero todo en ella me parecía ya tan familiar que era absurdo no hablarle.

—Disculpa, ¿te encuentras bien?—añadí con timidez mirando sus shorts húmedos.

—Claro, no pasa nada Pablo, no alcancé a secarme—dijo sonriéndome, regalándome una mirada inocente y perversa a la vez.

Se me paró en un instante, me sorprendió su respuesta, sabía mi nombre, quería meterle la mano… ¿era lógico, no?

—Estás guapa hoy… y siempre.

—Gracias, ¿listo para la sorpresa de hoy?—se mordió el labio inferior, parpadeó lentamente mandándome una brisa de agua que me refrescó el rostro. Esa sirena estaba hermosa.

No podía pensar en otra cosa, mis poderes habían tomado sentido, era el mejor soñador del cosmos, era el dueño de las dimensiones.

—Por supuesto estoy listo, y… ¿Cuál es tu nombre?

603083_569554579779487_1433864601_n

DOWNLOAD: Lokier’s “Fright Night Mix”

A Yoan Lokier la conocimos en la insaciable vida nocturna del Distrito Federal, y desde entonces auguramos que algo escondía detrás de su misteriosa personalidad, sin saber exactamente de qué se trataba, pero no fue hasta que la fuimos conociendo poco a poco que descubrimos su variedad de talentos, entre los destacan el diseño de modas, la producción de música electro y por ende, eso del DJing.

portada

Mamicore: Ana Lucía

Ana Lucía es una belleza jalisciense que nos puso como locos desde la primera vez que la vimos. Las fotos fueron tomadas un par de días antes de que ella viajara a Malasia, en donde reside por el momento y de donde pronto nos compartirá algunas de las fotos que ha tomado en su exótico viaje.

Easy Tiger

Mamicore: Easy Tiger

Por si alguien aún tenía dudas sobre si en NWLA amamos o no a las mujeres, les presentamos Mamicore, una nueva sección donde podrán ver cada mes a una chica diferente a través de los ojos de distintos fotógrafos que admiramos del mismo modo que a las bellezas que ya irán capturando con sus lentes.

andreabalency9

Summer Themes V2 – Andrea Balency

Contadas ocasiones, un trío ofrece la ambivalencia de la música folk con suaves estructuras melódicas donde se asoman el jazz y el colorido del folclor de culturas tan disímiles como la argentina, mexicana o francesa. Así es Andrea Balency Trío: un cúmulo de suavidades donde lo ecléctico roza al pop neuronal o simplemente se cobija bajo el colorido nostálgico de la chanson française.

  • Putos

    Si q estabas fumado cabron