NEW WEIRD LATIN AMERICA ©

apache

Los pasos de Apache O’Raspi

El desamor tiene colores sepia y la nostalgia está incrustada en cualquier campo, carretera o espacio al aire libre. La cuestión es escudriñar con curiosidad pizpireta para conectar el oído con los ojos y viceversa.

Pasos” de Apache O’Raspi utiliza la sucesión de imágenes a la vieja usanza del recuento visual por medio de los detalles que nos rodean; vaya, cinema verité sin ínfulas y con la influencia capital de los Hermanos Dardenne.

Aunado a esto, cierto tono granuliento dota a cada corte y encuadre de una sensación de resaca melancólica. Por ahí está el árbol solitario que crece en terreno llano; el misifús que considera a cualquier par de pies su próximo dueño y el discurrir de camiones de carga mientras caballos insospechadamente abstraídos pastan al borde de la carretera sin chistar.

Ahí, entre arpegios arrancados de la Americana más recalcitrante, Apache O’Raspi mete la alquimia sonora sicodélica de tintes espirituales, para terminar entre un paseo visual por desiertos y atardeceres, justo en el momento en que “Pasos” brinda un outro en extremo placentero gracias a la súbita aparición de metales con pesadumbre fantasmal dibujada en la partitura y un requinto de acordes con harta pena melódica que se difumina hasta volverse silencio.

Apache O’Raspi – Pasos from Jaiziel Hernández Máynez on Vimeo.

Foto por Luis Ramone

Areli

Cuando fotografío chicas, necesito manipularlas o esperar a que actúen como deseo para obtener ciertas imágenes, lo primero siempre es mejor para mí, pero uno siempre se encuentra con ciertos obstáculos morales, cosa con la que no tengo broncas.

Lore x Cuauhtémoc Suárez

Lore

Todas las fotos por Cuauhtémoc Suárez

carlosolvera1

Carlos Olvera: Heroe local

Hace un par de días tuvimos el grato honor de contar con la presencia de Carlos Olvera "Charly" en los HQs de NWLA recientemente para una sesión de muchos tatuajes —8 para ser exactos—, la cual él nos confesó ha sido el record de más tatuajes en un día, detalle que nos dio espacio para recapitular un poco sobre la historia de este inquieto creador por naturaleza.

White-Ninja

White Ninja: Swag artsy de la vieja nueva escuela

Full disclosure: la primera vez que escuché “Sounds like Cocoon Fever” de White Ninja me encontraba desvelado. Era el fin de semana, a altas horas de la madrugada. El disco estaba en repetición, así que me acompañó durante varias horas a través de mis extraños sueños.