NEW WEIRD LATIN AMERICA ©

joevolume

Joe Volume: Lonesome Water, Lonely Sea

Del power rock-punk directo, vertiginoso y celebrante que le escuchamos en su disco previo “The Shameless”, ahora con su álbum 2012, “Lonesome Water, Lonely Sea” (editado en lujoso vinil) Joe Volume parece dar un salto de regreso, hacia el “Picture Perfect Paranoia”, grabación que derrama exploración en técnicas de grabación y accesorios sonoros para extender la experiencia de las canciones mismas.

Sin embargo, no debe entenderse como un retroceso vicioso y abandonado de inspiración, sino como un mero repaso técnico para vestir y acicalar los nuevos temas creados por un músico inevitablemente adulto, más y mejor experimentado tanto en las tablas como en el espacio íntimo de la composición, y muy probablemente, madurado a golpes por su misma experiencia.

El track abridor “K.O. Blues”, que todavía cuenta con la aportación creativa —en éste y otros cortes— de su ex guitarra Bobby Riot y se moldea ahora con la cooperación del co-productor e ingeniero del disco, Daniel Goldaracena (Los Nena y otros), proyecta de inmediato los sombríos matices melódicos del Peter Murphy de los años de Bauhaus.

La base que aportan Andrew Cameron (La Polka Madre), al bajo y Melchor Magaña (Los Nena, La Candelaria) en la batería, es bastante lúgubre pero rotunda y milimétricamente orquestada. El corte, en conjunto deja sonar sombras de The Gun Club y algunos otros dark-blueseros, preparándonos para la sorpresa del siguiente tema: “A Fighter in the Crowd”, una melodía dulce y arpegiada, luminosa y cantada con todas la armas del blues-gospel.

Rara vez escuchamos un Joe tan reposado, pero no por ello menos sentido; temperamento que aflora en su canto quebrado e íntimo en este corte, proferido sin escándalo, sin prisa y en tonalidades que podemos rastrear lo mismo en modernillos del folk como Fleet Foxes y Devendra Banhart, que en momentos plácidos de Dylan o The Beatles, que ellos todos, han robado desde los inicios del rock, al sonido campirano estadounidense bautizado como “Americana”.

A continuación irrumpe “This Fire (Starting to Burn)”, tema muy ejercitado en sus directos y que debió entrar en “The Shameless”. En esta versión, el tema suena como si lo hubieran grabado usando instrumentos acústicos, con trompetas incluso, pero con toda la vitalidad de una persecución policiaca.

“King Wolf” vuelve a bajar la velocidad, pero mantiene el vestido barroco de sonidos que enriquecen otro bluesesito listo para ser silbado, de manera que se convierta en un viaje mental inducido con ajenjo.

La cara A del álbum, cierra con “Pictures n’ Papers”, una postal de los pantanos de Alabama, en una tarde nublada y bochornosa, dentro de un jacal a punto de derrumbarse, en el que el cuerpo que yace en un catre, se sacude por la fiebre y el sudor frío causados por envenenamiento con comida echada a perder. Esto es más blues: el nuevo camino que Joe Volume transita con éxito y sin abandonar su sonido inconfundible.

Para descubrir el resto del disco y que tengas una idea más clara, escúchalo aquí:

Raido

Download: Raido’s “哀れ(Aware)”

Giancarlo Renzi regresa a NWLA via Top Cats para presentarnos la primera parte de una colección de dos discos en los que Renzi hace suya la genética del hip hop y continúa explorando los sonidos vintage, así como el pop. A continuación él nos explica con detalle este nuevo proyecto.

carlosolvera1

Carlos Olvera: Heroe local

Hace un par de días tuvimos el grato honor de contar con la presencia de Carlos Olvera "Charly" en los HQs de NWLA recientemente para una sesión de muchos tatuajes —8 para ser exactos—, la cual él nos confesó ha sido el record de más tatuajes en un día, detalle que nos dio espacio para recapitular un poco sobre la historia de este inquieto creador por naturaleza.

ABSOLUT Yummy

ABSOLUT Yummy

¿Quién dijo que el vodka no se lleva bien con la comida chatarra?

007sc

Sacrifice

Sacrifice es una marca de streetwear originaria de la Ciudad de México que ha ido ganando popularidad este 2013, a base de buen diseño y una manufactura de buena calidad. Sumémosle a esto la belleza de Paula en compañía de su pitbull, Mafia, y el resultado es el siguiente.