NEW WEIRD LATIN AMERICA ©

heychica600

Hey Chica! Del jangle al dreampop hasta el final

El primer disco de larga duración de la banda de indie pop de Guadalajara Hey Chica! nos demuestra que la música dulce y melódica no tiene que carecer de fuerza y energía.

Es una agradable sorpresa escuchar el nuevo disco de la banda de indie pop rock Hey Chica!. Desde aquel EP aparecido en Poni Republic hace un par de años, el cual demostraba mucho potencial, no había escuchado nada de ellos. Pero vaya que “regresaron” con fuerza.

La banda de Kiwi Morado, Jeka, Barona y Baqui regresa con más contundencia y madurez que en su primer esfuerzo. La atmósfera “naif” de sus primeros temas evolucionó a una especie de dulzura con tintes oscuros e influencias más vistosas de géneros como el noise y el jangle.

Temas como “Hoy”, “Lo que nadie ve” y “Hasta el final” se transforman en las bandas sonoras perfectas para decirle cosas en el oído a tu morrita o a tu chico (esa estrategia nunca falla) o para vagabundear por bosques y parques perdidos en alguna urbe mexicana.

“Lo que nadie ve” es realmente una agradable e inesperada sorpresa, como encontrar un billete de 200 pesos en una chamarra vieja o descubrir que sobrevivió algo de pastel de la fiesta del día anterior en el fondo del refrigerador.

tonydanza600

Tony Danza

La primera vez que los escuché pensé que eran una mierda. Fue en una tocada en un lugar que no recuerdo, creo que era su primera tocada.

MC Peligro - Date Grasa

MC Peligro – Date Grasa

En mayo de este 2014 tuve la oportunidad de aventurarme a grabar en las costas nayaritas. El proyecto surgió de manera mágica. Todo gracias al internet, obviamente.

mm

Jaime Martínez & Mentira Mentira

Originario de Monterrey, y actual residente de la colonia Centro en el D.F. Jaime Martínez, es un joven fotógrafo con un estilo único que mezcla la belleza con la estética de lo perturbador

White-Ninja

White Ninja: Swag artsy de la vieja nueva escuela

Full disclosure: la primera vez que escuché “Sounds like Cocoon Fever” de White Ninja me encontraba desvelado. Era el fin de semana, a altas horas de la madrugada. El disco estaba en repetición, así que me acompañó durante varias horas a través de mis extraños sueños.